El MINREX condena la demagogia contra la RPDC en el caso de Warmbier

En estos días, las autoridades de la administración norteamericana recrudecen la demagogia anti-RPDC calificando la medida humanitaria de ésta como una “conducta inhumana” en relación al caso de la muerte del ciudadando estadounidense Warmbier.

Al respecto, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 23 la siguiente declaración:

Evidentemente dicho, Warmbier es un criminal que en virtud de la ley de la RPDC fue sentenciado el 16 de marzo de 2016 a la pena de trabajo reformatorio por sus actos hostiles que cometió en cumplimiento de la misión que le asignó una entidad de conspiración contra la RPDC de EEUU.

Como ya se ha publicado, durante la entrevista de prensa concedida el 29 de febrero de 2016, él mismo confesó entre lágrimas que había cometido actos hostiles contra la RPDC, en connivencia con la administración norteamericana, después de que recibiera la misión desde la “Sociedad-Z” de la Universidad de Virginia (EEUU), controlada por la Iglesia Metodista Unida de la Amistad (organización de conspiración anti-RPDC) y la CIA.

La CNN y otros medios de prensa de EEUU transmiten todavía el vídeo de Warmbier reconociendo sus crímenes y pidiendo disculpas en la conferencia de prensa ofrecida en Pyongyang.

Aunque no tenemos ninguna razón de dispensar misericordia a tal criminal del país hostil, le ofrecimos desde una posición humanitaria y con toda sinceridad un tratamiento médico óptimo hasta su regreso a EEUU, tomando en cuenta su mal estado de salud.

En cuanto al rumor infundado que circula ahora en EEUU según el cual Warmbier murió a causa de las torturas y golpes recibidos durante el trabajo reformatorio, algo tendrían que decir al respecto los médicos estadounidenses que viajaron a la RPDC para la devolución de Warmbier.

Los médicos examinaron a Warmbier e intercambiaron con nuestros doctores el resultado de las observaciones médicas.

Reconocieron que sus constantes vitales eran normales, incluido el pulso, la temperatura, la respiración y los resultados de las pruebas de corazón y pulmón. También reconocieron que les dimos el tratamiento médico que logró salvarle, cuyo corazón casi dejó de latir.

Ahora, los ex-funcionarios de la Administración Obama anuncian como su “mérito” la liberación de 10 norteamericanos según las medidas humanitarias de la RPDC. No podrían negar el hecho de que tratamos a los detenidos de acuerdo con las leyes y normas internacionales.

Es una incógnita para nosotros también la muerte súbita de Warmbier a menos de una semana de su regreso a EEUU con constantes vitales normales.

Warmbier es víctima de la política de “paciencia estratégica” de Obama, quien cautivado por la extrema hostilidad y el veto a la RPDC, vino negando el diálogo con ésta.

¿Por qué el Gobierno de EEUU, que se creen interesados en la seguridad de su pueblo, no habrá solicitado ni una vez por vía oficial a la RPDC la puesta en libertad por razones humanitaria de Warmbier durante la Administración Obama?

La respuesta a esta pregunta la deberían dar los mismos EEUU.

Aunque Warmbier era un delincuente con antecedentes hostiles a la RPDC, hemos aceptado la reiterada solicitud de la actual administración estadounidense y tomando en consideración el mal estado de salud del joven, se le permitió volver a casa desde un punto de vista humanitario y de acuerdo a la adjudicación del Tribunal Central fechada el 13 de junio de 2017.

Sin embargo, los EEUU tergiversan totalmente el suceso y levantan deliberadamente una campaña de demagogia reclamando la “venganza” y “presión” contra la digna RPDC, lo cual deviene en un desafío frontal y en un complot político contra Pyongyang.

Está claro que la mayor víctima del presente incidente es la RPDC. Sería estúpido pensar que la RPDC no sabe pasar las cuentas de ganancias y pérdidas.

La actual campaña de difamación anti-RPDC en EEUU nos obliga a redoblar la decisión de que es un tabú el humanitarismo e indulgencia para los enemigos y hay que dar más filo a la ley.

Los EEUU deberán meditar seriamente acerca de las consecuencias de sus actos imprudentes.

FUENTE: Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s