Entrevista a Alejandro Cao de Benós desde Ecuador

Una histórica cumbre se ha celebrado este viernes 27 de Abril entre la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) y la República de Corea (Corea del Sur) en la franja sur de la Zona de Seguridad Conjunta (ZSC).

Este encuentro de alto nivel ha sido el primero entre mandatarios coreanos en 11 años y el tercero en la Historia. A su vez, el líder norcoreano Kim Jong Un tiene planificado un encuentro con su homólogo estadounidense Donald Trump, el primero entre jefes de Estado de ambos países.

La agencia ANDES conversó justo antes de la Cumbre Intercoreana con Alejandro Cao de Benós, Delegado Especial del Comité para las Relaciones Culturales de la RPDC, quien expuso desde Tarragona (España) sus valoraciones sobre la importancia de esta Cumbre, los puntos a discutir y la posición de su Gobierno para lograr una posible reunificación.

¿Cuáles son sus expectativas ante esta tan esperada Cumbre entre las dos Coreas?

Las expectativas, la verdad, es que son muy buenas. Primero, recordar que por parte de nuestra República, por parte de Corea del Norte, siempre hemos querido la reunificación, basada en el respeto a las ideologías existentes, basada en una confederación de un país con dos sistemas políticos donde, manteniendo ese respeto a las ideologías, la nación pueda unirse y colaborar en procesos industriales y pasando por la cultura.

Es importante también recalcar que, aunque muy poca gente lo sepa, se firmaron dos acuerdos; uno el 15 de Junio de 2000, así como otro el 4 de Octubre de 2007, con dos presidentes surcoreanos, para allanar ese camino hacia la reunificación de Corea pacífica.

Lo que vemos ahora es un proceso que arranca desde el año 2000, que en este caso ha tardado muchos años en reemprenderse, más de 10 años y unas cinco comunicaciones con el Sur.

¿Cuáles serían los temas más relevantes a discutir?

Uno de los puntos principales de esa reunión va a ser reactivar el Centro Industrial de Kaesong, que se trata de un centro industrial conjunto Norte-Sur ubicado en la frontera, y es uno de los puntos cruciales y primeros que se debe tratar para recuperar la relación que existía hace más de 10 años.

Además del abandono de los ensayos nucleares anunciado por Kim Jong Un, ¿en qué otros temas debe ceder su Gobierno para llegar a reconciliaciones pacíficas definitivas?

Va a ser todo un proceso en el que debemos ver también el esfuerzo por parte de EEUU al nivel de firmar la paz definitiva que ponga final a la Guerra de Corea; que se ponga fin a las sanciones porque Corea es el país más sancionado del mundo y eso nos impide comerciar con el exterior.

Va a ser un proceso gradual, donde nosotros hemos dado el primer avance como es la moratoria en cualquier prueba balística intercontinental de pruebas nucleares. Ello no significa en ningún caso que la RPDC vaya a eliminar su armamento nuclear existente, sino que nos comprometemos a no continuar la producción.

Hay algunos medios y unos supuestos “analistas” que están falseando la información, diciendo que Corea se va a deshacer de su arsenal nuclear – cosa que no es cierta. Son 20 años de desarrollo que precisamente se han llevado a cabo por culpa de la agresión imperialista de los EEUU y de las amenazas del propio Trump.

Por lo tanto, mientras nosotros ya hemos desarrollado un sistema defensivo nuclear que nos asegura que el Imperio Norteamericano no va a ocuparnos, ahora ya podemos dejar a un lado las armas nucleares para centrarnos principalmente en la economía, que es el punto ahora más importante para nuestro Gobierno.

¿Cuál es el rol de países vecinos como China o Japón para una posible reunificación permanente?

En realidad su importancia es circunstancial, porque la relación va a ser entre Corea del Norte y los EEUU, que es la principal, que mantiene 40.000 tropas y misiles nucleares en el Sur, que está amenazando constantemente con la invasión de nuestra República, pero sin duda, mientras más actores apoyen o abracen esta distensión, mucho mejor.

En el caso de China, que es un socio importante y vecino con el que se ha compartido gran parte de la Historia, sin duda es muy bueno que apoye este tipo de conversaciones. Sin embargo, el actor principal es EEUU, que es quien tiene que firmar la paz y levantar las sanciones, y secundariamente, Corea del Sur, pues depende de ella gran parte de esta desmilitarización y el progreso en la reunificación.

Recientemente, el líder norcoreano visitó Beijing para una visita a su homólogo chino Xi Jinping, lo que significó su primera salida diplomática internacional, ¿qué se obtuvo de este encuentro?

Esto significa que China, a pesar de haber sancionado a Corea del Norte a través de la ONU, quiere también un rol; facilitar y mejorar las conversaciones entre ambos países. Es muy positivo que el señor Xi Jinping haya invitado a nuestro Mariscal a esta visita no oficial a la República Popular China.

Como digo, China ha estado sancionando a Corea, así que esperemos que también varíe su comportamiento respecto a los últimos años, en los que se ha alineado con los EEUU.

Según las últimas declaraciones de Trump, la posición norcoreana es positiva. También ha expresado su deseo de reunirse con su par asiático, ¿sería posible esta reunión próximamente en Mayo o Junio?

Sin ninguna duda. Es lo que se está planeando ahora mismo, y es el por qué de la visita de Mike Pompeo, Secretario de Estado de EEUU, a Pyongyang, quien ha ido a preparar precisamente esas reuniones, y es bastante seguro que se logrará esa reunión y que habrá un buen resultado.

¿Qué escenarios se vislumbran tras esta reunión del viernes 27 de Abril a corto y medio plazo?

Yo creo que, lógicamente, se van a sentar las bases de la reconciliación entre el Norte y el Sur de la Península. No podemos esperar grandes avances en un primer encuentro, pero es muy posible que de ahí salgan en los próximos meses actividades de intercambio, sobre todo a nivel cultural y empresarial, que son los más sencillos. Creo que vamos a ver gran movimiento; y en poco tiempo se pueden restablecer los vuelos comerciales, hasta ahora cortados, entre Seúl y Pyongyang. No se va a resolver todo en una reunión, pero sí marca un punto muy significativo muy importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s