Opinión: “Donald Trump y Kim Jong Un, pocas nueces y un ganador”

La gran expectativa se ha cumplido. El accidentado camino a la cumbre entre EEUU y Corea del Norte al fin se realizó tal como se había planificado por ambos gobiernos. Ha habido una declaración muy genérica de buenas intenciones, y ambas delegaciones han dado muestras de satisfacción por lo logrado.

sing4

El Presidente Kim Jong Un y el Presidente Donald Trump, momentos antes de la Cumbre RPDC-EEUU del pasado 12 de junio en Singapur.

Pero en realidad, ¿se ha logrado algo? No es fácil contestar a esta sencilla pregunta. La respuesta puede ser distinta según de qué lado de la mesa uno se encuentre.

Corea del Norte ha logrado arrancarle a Trump una promesa de no efectuar más maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, y Trump se ha ufanado de todo el dinero que se ahorrará con ello. La República Popular Democrática de Corea (RPDC) ya ha ganado con esa declaración, y sobre todo con haber conseguido que el Imperio haya tenido que reunirse con Kim. Sin duda, no es un éxito menor.

Pero, ¿cómo se consiguió este resultado? Se consiguió mediante la amenaza de utilizar armas nucleares contra el territorio imperial, contra Guam y las islas Hawaii. El tener armas nucleares operativas es lo que ha hecho bajar la cabeza al Imperio y acceder a entablar negociaciones.

La Corea Socialista es un pequeño país que ha sufrido todo tipo de provocaciones por parte de los EEUU, además de haber sido atacado y casi destruido por la política imperial de los EEUU, y eso ha sido lo que ha llevado a ese país a construir armas poderosas con las que defenderse ante la posibilidad cierta de ser atacados nuevamente por el Imperio Norteamericano.

Y eso precisamente es lo que el Estado norcoreano deberá tener presente ahora. Ya el gobierno de Bill Clinton había firmado un acuerdo con la Corea Socialista por el cual debía entregar diversos insumos a Corea del Norte, además de petróleo, y el compromiso de firmar un tratado de paz que pusiera fin al estado de guerra luego del armisticio de 1953, y que los EEUU no cumplieron jamás. Es decir, que el incumplimiento de los compromisos adquiridos es una práctica común de los gobiernos estadounidenses. Se sabe que la palabra del Imperio no vale nada, y hemos tenido una demostración palpable de ello cuando Trump decidió salir del acuerdo con Irán de no proliferación de armas nucleares mediante el control del enriquecimiento de uranio por parte de la OIEA, y el incumplimiento de lo firmado por él mismo en Canadá en el G7, y la denuncia de lo firmado al día siguiente desde el avión presidencial en viaje a la cumbre de Singapur.

El Estado norcoreano tiene un seguro de vida gracias a la posesión de las armas nucleares, y ha acumulado suficiente experiencia a través de los años como para saber que, bajo ningún concepto, debe desprenderse de ellas.

Pero la Corea Socialista sabe que sus vecinos (Corea del Sur, China, Rusia y Japón) están demasiado cerca como para salir indemnes de un ataque nuclear sobre su territorio, y objetivamente, juegan a su favor.

La RPDC sabe también que tanto China como Rusia están interesadas en mantener a los EEUU lejos de sus fronteras por su propia seguridad, y que esos dos Estados ya no practican lo que se llamó “política de apaciguamiento” con los EEUU, y que ahora confrontarán con el Imperio en defensa de sus intereses. La ecuación se viene resolviendo a favor de la RPDC. Trump está practicando la misma política que practicaron hace ya más de 70 años otros gobiernos republicanos, que consistía en mantenerse lejos de los “problemas” euroasiáticos: RPDC 1, EEUU 0.

Por Darío Herchhoren

Anuncios

15 de Junio: el ideal de la reunificación independiente y la gran unidad nacional

Han transcurrido 18 años desde que diera a luz la histórica Declaración Conjunta del 15 de Junio. Hoy también los coreanos rememoran con gran emoción la época de la reunificación que se abrió en la Península Coreana una vez aprobado dicho documento.

kimjongil-kimdaejung

El Dirigente Kim Jong Il, por la parte Norte; el Presidente Kim Dae Jung, por la Parte Sur. Juntos, estrechan sus manos en señal de amistad el 15 de Junio de 2000 en Pyongyang.

Las relaciones de desconfianza y enfrentamiento entre el Norte y el Sur de Corea que perduraron durante más de la mitad del siglo se convirtieron bruscamente en las de reconciliación y cooperación, se activaron las conversaciones y contactos en diversas ramas y se efectuaron con solemnidad los grandes festivales nacionales con la participación de los compatriotas del Norte y el Sur y en ultramar en los días conmemorativos como el 15 de Junio y el 15 de Agosto (Día de la Liberación del País). Se ligaron las líneas ferroviarias y carreteras cortadas entre el Norte y el Sur, se abrieron las rutas marítimas y aéreas por las que viajaron los deportistas y artistas del Norte y el Sur, y tuvieron lugar las exhibiciones de materiales históricos, seminarios de los historiadores y exposiciones de fotos, todos estos auspiciados por ambas partes. En los torneos internacionales, los deportistas del Norte y del Sur, precedidos por la bandera de la reunificación, entraron en el lugar de la ceremonia de inauguración y las hinchadas de ambas partes cooperaron para estimular a sus jugadores, demostrando al mundo que el Norte y el Sur son una nación homogénea con la misma sangre, idioma y cultura.

El cambio notable en las relaciones intercoreanas, el inicio de la época de la reunificación del 15 de Junio, fue un fruto alcanzado gracias a la Declaración Conjunta que se afirma en la voluntad de lograr tanto la reunificación del país como la coprosperidad nacional con la fuerza unida de los coreanos.

Este documento constituye el gran programa de la reunificación independiente, pues señala las vías para rechazar a las fuerzas foráneas, mejorar las relaciones Norte-Sur y reunificar el país con la fuerza unida de la nación.

La Declaración del 4 de Octubre, adoptada en 2007, sirve de guía para la acción de la era de la reunificación independiente que reafirma el espíritu principal de la Declaración del 15 de Junio y señala a todas luces las tareas para ejecutarla. El ideal de “Entre nosotros, los connacionales” encarnado en las dos Declaraciones, es precisamente el de la independencia y la unidad nacional, y su justeza y vitalidad se demostraron sin reservas en la práctica del movimiento de la reunificación de la patria.

El compañero Kim Jong Un llevó adelante dichas declaraciones que reflejan la noble voluntad del Dirigente Kim Jong Il aspirante a la reunificación independiente, conforme a la exigencia de la nueva era histórica, y realizó las sempiternas proezas que brillarán eternamente en la Historia del movimiento de la reintegración de Corea.

Hace unos meses, se marchó a la parte sureña de Panmunjom considerado como un símbolo de la división nacional, sostuvo un encuentro Cumbre Norte-Sur y dio a luz la Declaración de Panmunjom, por lo cual se produjo un cambio dramático en las relaciones intercoreanas congeladas durante largo tiempo.

La Declaración de Panmunjom da continuidad a los citados documentos preparados por Kim Jong Il y representa la nueva era histórica, la de Kim Jong Un. Deviene el programa común de la nación más sustancial y racional que tiene como su núcleo el ideal de “Entre nosotros, los compatriotas” y el principio de la independencia, y que conviene tanto a la voluntad y anhelo de todos los compatriotas como a la aspiración de la sociedad internacional que desea la paz y la reunificación de la Península Coreana.

Hoy, todos los coreanos enaltecen al compañero Kim Jong Un que abre una coyuntura trascendental de la reunificación del país para hacer realidad el anhelo del Dirigente Kim Jong Il, y tienen fue en la justeza de su idea de la independencia y la unidad nacional, así como la inevitabilidad de su victoria.

FUENTE: KFA Euskal Herria

Crónica de la conferencia sobre Corea ofrecida por Alejandro Cao de Benós en Madrid

Tuvo lugar el 2 de junio en el Ateneo Republicano de Vallekas a las 12 del mediodía. Hubo una asistencia de alrededor de 70 personas, de las cuales una docena éramos miembros de la Asociación de Amistad con Corea (KFA). También estábamos camaradas del Grupo de Estudio de la Idea Juche (GEIJ) de Madrid y del Grupo de Trabajo de Corea del Frente Anti-Imperialista.

alex12

Alejandro Cao de Benós durante su intervención del pasado 2 de junio en el Ateneo Republicano de Vallekas (Madrid)

Manuel, compañero de la KFA, hizo una pequeña presentación del acto, explicando los motivos por los cuales la conferencia había sido previamente censurada en la Biblioteca “Miguel Hernández”. La Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid ordenó cancelar el acto en el último momento y sin dar ninguna explicación. La orden vino de arriba, del propio consejero nombrado en su día por Cristina Cifuentes. Manuel agradeció al Ateneo su disponibilidad y capacidad para organizar el acto en tan poco tiempo.

A continuación, el camarada Alejandro tomó la palabra, agradeciendo también al Ateneo y a los asistentes, y alegrándose de encontrarse tantos símbolos republicanos, socialistas y revolucionarios.

Comenzó explicando en qué consiste la Idea Juche, como filosofía general dirigida a construir el socialismo en Corea, y varios conceptos que están dentro de ella:

  • El “Zazusong”, que sería la independencia en todos los aspectos de la vida. También la autosuficiencia económica.
  • El espíritu “Chongsan-ri”, la humildad en la dirección, que se esté en contacto permanente con las bases y con las masas, algo que evita la división y fortalece la monolítica unidad.
  • La política “Songun”, que asegura la defensa militar, y por tanto el socialismo, de la República Popular Democrática de Corea.

Tras hacer un breve recorrido histórico de Corea, el camarada Alejandro relacionó la situación de la RPDC con su importancia a nivel internacional y en cuanto a bloques hegemónicos, comentando que la Corea Socialista ya ha consumado el desarrollo total de su disuasión nuclear, dándole poca importancia a los temores causados por la destrucción de instalaciones de pruebas atómicas.

Por otro lado, la RPDC está aún en guerra con los EEUU, de ahí la necesidad de firmar un tratado de paz definitivo.

Habló de las conversaciones a 6 bandas, y de la relación de España con los EEUU, tanto en la actualidad como ya en su día con la administración de Bill Clinton. La expulsión de un diplomático y posteriormente del camarada Embajador de la RPDC en Madrid, fueron un “regalo” que Mariano Rajoy le hizo a Donald Trump a condición de que este último hablase negativamente del proceso soberanista de Cataluña y defendiera la unidad del Estado Español.

Alejandro comentó también la reunificación de la Península de Corea en base a la idea de “un país, dos sistemas”, mediante un gran pacto entre connacionales, y con vistas a la creación de una República Confederal Democrática de Koryo. Hay que recordar que el Ejército de Corea del Sur está bajo mando estadounidense, pero que hay un gran hartazgo por parte de la población surcoreana. La actual Ley de Seguridad Nacional se llamaba en su día “Ley Anticomunista”, y todavía es ilegal en el Sur tener esta ideología, leer libros del Norte, viajar a la RPDC, etc. Alejandro reclamó la liberación de los comunistas presos en Corea del Sur. Hubo aplausos cuando reafirmó el compromiso de la RPDC de seguir afianzando el socialismo en Corea, y no dejar esta línea de acción bajo ningún concepto. La Revolución es imparable.

Respecto a los avances en las conversaciones y las cumbres Norte-Sur, Alejandro nos habló de la posibilidad de la construcción de una gran infraestructura de transporte que recora la parte oriental de la Península Coreana, para que los productos del Sur y el Norte lleguen a Europa a través de Rusia. La reciente visita del Ministro de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa, Sergei Lavrov, a la RPDC, podría ir en este sentido. También se contempla la reapertura de la línea aérea directa entre Seúl y Pyongyang, y la libre circulación de coreanos (y solo coreanos) a través de la frontera.

Todo lo anterior estará condicionado por la reunión entre el Mariscal Kim Jong Un y Donald Trump del 12 de junio, aunque las maniobras militares conjuntas entre Corea del Sur y EEUU han sido un claro incumplimiento de lo acordado previamente. Alejandro bromeó con la carta enviada por Trump cancelando el encuentro anterior, señalando que en la misiva el presidente yanqui daba a entender que hace lo que Dios le dice, que solo le obedece a él.

De todos modos, las conversaciones siguen adelante, y también la trayectoria imparable y el gran despegue económico de la RPDC.

A continuación, se dio paso a la ronda de preguntas, las cuales fueron muy numerosas, interesantes y contaron con una gran participación. Los asistentes coincidieron en agradecer y felicitar a Alejandro por su intervención, y él a su vez agradeció las preguntas que se le formularon.

De las consultas realizadas salieron temas como la negativa a dejar las armas nucleares, exigiendo que también debería de ser el Sur el que se desnuclearizase. Las relaciones internacionales a raíz de las últimas cumbres. El “sí” a la reunificación sin permitir que haya imposiciones desde Seúl. Por parte del pueblo norcoreano no hay ningún temor en ese sentido, puesto que la política y la ideología son dos cosas que ya están altamente desarrolladas en la RPDC y que ahora se están enfocando en la economía socialista, dirigida siempre al bienestar de las masas. El papel de Japón y China en el conflicto, comentando las visitas del Mariscal Kim Jong Un a Pekín y el intento del primer ministro japonés, Shinzo Abe, de boicotear los progresos en la Península Coreana.

Alejandro también nos aclaró la falsa muerte del hermano del Mariscal en Malasia, señalando que el asesinado fue un diplomático norcoreano, seguramente a manos de servicios secretos de países capitalistas. No se ha arrestado a ningún ciudadano norcoreano por este caso, y el veneno utilizado no pudo ser el VX (cuyo máximo productor, por cierto, es Reino Unido) porque entonces todo el aeropuerto se habría visto infectado.

Un compañero del público nos comentó cosas sobre Corea del Sur, en donde había estado una temporada, y dijo que la gente allí está muy metida en el consumismo y en la superficialidad. Alejandro opinó que es un mal del capitalismo, no de los coreanos en sí, y que el nexo de unión entre ambas Coreas debe ser la nación. Últimas encuestas en el Sur apuntan a que un 60% de los surcoreanos apoyan al Mariscal Kim Jong Un.

Otro asistente contó cosas de su reciente viaje a la RPDC, y cómo fue testigo de un gran ir y venir de personas y mercancías en la frontera con China, que realmente está muy interesada en sus relaciones comerciales, y que se salta las sanciones siempre que tiene oportunidad. Alejandro añadió que cobra una gran importancia lo que fue Manchuria para la cultura y tradiciones chinas, y que aún hay familias chinas en ambos lados de la frontera coreana.

A la pregunta de si la reunificación es compatible con la lucha de clases, Alejandro hizo un breve repaso sobre cómo el Presidente Kim Il Sung armó las fuerzas de la Revolución Coreana ofreciendo la integración a antiguos empresarios, terratenientes y religiosos. En este sentido, es necesario seguir creando sinergias para continuar la lucha, aunque por supuesto no desvelamos todas nuestras estrategias. En el momento en que los surcoreanos sepan que en la RPDC existe el pleno empleo, que la vivienda, la educación, la sanidad, la ropa y la alimentación son gratuitas, que los precios son extremadamente bajos, que el transporte público es baratísimo, y un largo etcétera, querrán al menos tener contacto con la parte Norte, poder viajar allí, poder votar a los partidos allí representados. ¿Habrá partidos burgueses en la RPDC a causa de la reunificación? Imposible, en el Norte hay una sola ideología, y los candidatos tienen que presentarse a las Asambleas Populares.

Se habló también de la sucesión del liderazgo en la RPDC. Alejandro nos comentó que el hecho de que el Mariscal sea familia de los anteriores líderes le exige mucho más que si no lo fuera, pues de nuevo el espíritu “Chonsang-ri” obliga a la ejemplaridad. No hay más que tener en cuenta la ejecución por alta traición e intento de golpe de Estado (junto a otras muchas acusaciones) del tío del Mariscal. También de esta manera se llenó el posible vacío de poder tras la muerte del Dirigente Kim Jong Il en 2011, evitando que alguien se aprovechase de ello. Además, el Camarada Kim Yong Nam, Presidente de la Asamblea Popular Suprema, es el representante del poder en la RPDC.

Para terminar, Manuel hizo un repaso de lo que fue la intervención de Alejandro, agradeciendo de nuevo al Ateneo su disposición, buen hacer y gran amabilidad. Tras una fuerte ovación, nos hicimos fotos y tomamos algo. Luego fuimos a comer y a visitar el Mirador de Vallecas. Al día siguiente, Alejandro nos acompañó al puesto en el Rastro de Madrid de la KFA, el cual ponemos todos los domingos.

Grupo de Estudio de la Idea Juche – Madrid

Declaración conjunta firmada entre Kim Jong Un y Donald Trump

El presidente Donald J. Trump de los Estados Unidos de América y el Presidente Kim Jong Un del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) celebraron una primera cumbre histórica en Singapur el 12 de junio de 2018.

encuentro-trump-kim-jong-un-3

El Presidente Kim Jong Un y el Presidente Donald J. Trump, instantes antes de comenzar su cumbre en Singapur.

El Presidente Trump y el Presidente Kim Jong Un llevaron a cabo un intercambio de opiniones amplio, profundo y sincero sobre los temas relacionados con el establecimiento de nuevas relaciones entre EEUU y la RPDC y la construcción de un régimen de paz duradero y sólido en la Península Coreana. El presidente Trump se comprometió a proporcionar garantías de seguridad a la RPDC, y el presidente Kim Jong Un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso de completar la desnuclearización de la Península de Corea.

Convencidos de que el establecimiento de unas nuevas relaciones entre EEUU y la RPDC contribuirá a la paz y la prosperidad de la Península Coreana y el mundo, y reconociendo que la construcción de confianza mutua puede promover la desnuclearización de la Península Coreana, el Presidente Trump y el Presidente Kim Jong Un declaran lo siguiente:

  1. Los EEUU y la RPDC se comprometen a establecer nuevas relaciones entre ambos países en conformidad con el deseo de paz y prosperidad de ambos pueblos.
  2. Los EEUU y la RPDC unirán sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la Península de Corea.
  3. Reafirmando la Declaración de Panmunjom del 27 de abril de 2018, la RPDC se compromete a trabajar hacia la desnuclearización completa de la Península de Corea.
  4. Los EEUU y la RPDC se comprometen a recuperar los prisiones de guerra/desaparecidos en combate restantes, incluida la repatriación inmediata de los ya identificados.

Tras conocer que la cumbre entre EEUU y la RPDC, la primera de la Historia, fue un evento de gran importancia y que superó décadas de tensiones y hostilidades entre los dos países y la apetura de un nuevo futuro, el presidente Trump y el presidente Kim Jong Un se comprometen a implementar las estipulaciones en esta declaración conjunta completa y rápidamente. Los EEUU y la RPDC se comprometen a mantener negociaciones de seguimiento dirigidas por el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, y un funcionario relevante de la RPDC a la mayor brevedad posible para implementar los resultados de la cumbre EEUU-RPDC.

El Presidente Donald J. Trump de los Estados Unidos de América y el Presidente Kim Jong Un del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea se han comprometido a cooperar para el desarrollo de nuevas relaciones entre EEUU y la RPDC y para la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad de la Península de Corea y del mundo.

Isla Sentosa (Singapur), 12 de Junio de 2018

El presidente sirio Bashar Al Assad anuncia su voluntad de visitar la RPDC

flag-pins-syria-north-koreaMun Jong Nam presentó el pasado 30 de Mayo ante el Presidente de la República Árabe Siria, Bashar Al Assad, sus cartas credenciales que le acreditan como nuevo embajador extraordinario y plenipotenciario de la República Popular Democrática de Corea en Siria.

En la ocasión, el mandatario sirio recordó que la base de las relaciones históricas entre los dos países fue preparada por el Presidente Kim Il Sung y el ex-Presidente Hafez Al Assad.

Expuso la decisión de visitar Corea para encontrarse con Su Excelencia Kim Jong Un.

Gracias a la destacada capacidad política y sabia orientación de Su Excelencia Kim Jong Un, se registran ahora en la Península Coreana acontecimientos positivos, dijo, y agregó que lo aplaude todo el mundo.

Manifestó la seguridad de que Su Excelencia Kim Jong Un logrará la victoria final y realizará sin falta la reunificación de Corea.

En el futuro también el Gobierno sirio apoyará totalmente todas las políticas y medidas de la dirección coreana y desarrollará invariablemente las relaciones de amistad con Corea, concluyó.

FUENTE: KCNA

La RPDC critica la nueva “Relación de Libertad Religiosa” del Departamento de Estado de EEUU

En el día 29 del mes pasado, el Departamento de Estado de EEUU publicó la “Relación sobre Libertad Religiosa Internacional de 2017”.

En el documento, el órgano de los EEUU se refirió a la “represión” de la religión y a la “detención” de religiosos en la República Popular Democrática de Corea, enumerando los “datos” que conceden la verdad a ese respecto.

chilgol_church_2528155455293012529

Cristianos norcoreanos asisten a una misa en la Iglesia Protestante “Chilgol” (Pyongyang)

En conclusión, la ofensiva de los EEUU en el campo de la “religión” no es más, en esencia, que una intención nociva para preparar la agresión y la intervención necesaria evitando generar disculpas para atacar a un Estado soberano y derribar su régimen.

Los EEUU son un país que habla más que nadie sobre “libertad de religión”. No obstante, la represión y el abuso de la creencia religiosa y otros hechos históricos demuestran que este país no tiene ni la calidad ni las obligaciones para afrontar esa cuestión.

Para sus intereses, el país norteamericano se refiere al Islam, una de las tres grandes religiones del mundo, como una creencia belicosa, y habla abiertamente de eliminarlo “transformando todas las fuerzas islámicas y llevándolos para el camino de la democracia occidental”.

Debido a ese comportamiento de los EEUU, en Oriente Medio los conflictos entre países y naciones, tribus y sectas no cesan ni por un día.

Los crímenes antirreligiosos cometidos por el país norteamericano, como quemar la Biblia además de cometer actos ruines contra los religosos, son registrados en todos los lugares del mundo.

La máscara de los EEUU de “libertad de religión” se cayó en Corea y enormes crímenes antirreligión fueron registrados.

Durante la última Guerra de Corea, los EEUU mataron cruelmente a muchos creyentes coreanos por medio de bombardeos y asesinatos indiscriminados, destruyendo más de 1.900 instalaciones religiosas.

El objetivo de las “actividades religiosas” emprendidas en suelo coreano por los EEUU es difundir entre los coreanos el servilismo pro-yanqui y el modo de vida estadounidense para instigar reaccionariamente buscando el colapso del Partido, el Estado y el régimen de Corea del Norte.

Como demuestra la realidad, la publicación de las relaciones con títulos diferentes de los EEUU cada año no es nada más que una farsa suya para manchar la imagen externa de Corea y justificar su política hostil hacia el país socialista.

Los EEUU no pueden esperar soluciones correctas para cualquier problema si continúan cometiendo actos recurriendo a un pensamiento tan anacrónico a la realidad ignorando el verdadero aspecto de los derechos humanos en Corea del Norte, donde se ha hecho realidad el sueño con el potencial de la unidad monolítica entre el Líder, el Partido y las masas populares.

Los EEUU deben adquirir un nuevo pensamiento estratégico, poniendo fin a la difamación de la imagen de la digna RPDC bajo los engañosos estandartes de la “protección de los derechos humanos” y de la “libertad de religión”.

FUENTE: KCNA