La estructura democrática de la RPDC

Por Arthur Manley

Para “Lalkar” y el Partido Comunista de Gran Bretaña (Marxista-Leninista)

La República Popular Democrática de Corea, por su denominación oficial, es objeto de burla por parte de los reaccionarios y liberales “de izquierda” que equiparan al socialismo con el nacional-socialismo. No obstante, la RPDC tiene una avanzada y compleja estructura democrática, a todos los niveles, y sus ciudadanos tienen acceso a un nivel de democracia nunca visto en las autoproclamadas naciones “libres” de Occidente. Vamos a investigar brevemente cómo funciona su sistema gubernamental y administrativo.

Los derechos de los ciudadanos

Los ciudadanos de la RPDC disfrutan de un amplio margen de derechos, y muchos de éstos son relevantes en los sistemas democráticos. Citaremos la Constitución norcoreana de 1972 para demostrarlos:

Artículo 4

La soberanía de la RPDC reside en los trabajadores, campesinos, trabajadores intelectuales y otros sectores trabajadores. El pueblo trabajador ejerce el poder a través de sus órganos representativos – la Asamblea Popular Suprema y las asambleas locales populares a todos los niveles.

Artículo 5

Todos los órganos de Estado en la RPDC están formados en función del principio de centralismo democrático.

Artículo 6

Los órganos del poder del Estado a todos los niveles, desde la Asamblea Popular a nivel de condado hasta la Asamblea Popular Suprema, serán elegidos bajo el principio del sufragio universal, igual y directo, mediante el voto secreto.

Artículo 7

Los diputados de los órganos del poder estatal a todos los niveles deberán tener lazos estrechos con sus electores y rendir cuentas de su trabajo.

Los electores podrán revocar a los diputados que elijan si se demuestra su falta de confianza en éstos.

Artículo 64

El Estado deberá garantizar con efectividad derechos democráticos y libertades de forma genuina así como el bienestar material y cultural de sus ciudadanos.

En la RPDC los derechos y las libertades de los ciudadanos se amplificarán con la consolidación y el desarrollo del sistema social.

Artículo 65

Los ciudadanos disfrutarán de los mismos derechos en todas las esferas del Estado y en las actividades públicas.

Artículo 67

Se garantizará a los ciudadanos el derecho a la libertad de expresión, de prensa, de asamblea, de manifestación y asociación.

El Estado deberá garantizar las condiciones para la libre actividad de los partidos políticos democráticos y las organizaciones sociales.

Artículo 73

Los ciudadanos tienen derecho a la educación. Este derecho está asegurado por un avanzado sistema educativo y por las medidas educativas llevadas a cabo por el Estado en beneficio del pueblo.

Como puede verse, los ciudadanos de la RPDC tienen sufragio universal por voto secreto, y todos los ciudadanos mayores de 17 años tienen permitido presentarse a los distintos cargos, independientemente de la situación económica o la filiación política. Hemos mencionado el derecho a la educación, porque también es importante para la democracia. La auténtica democracia solo puede llegar de la mano de gente informada, porque si la gente es ignorante no puede elegir lo que mejor les represente a ellos y a sus aspiraciones.

Por lo tanto, la RPDC garantiza constitucionalmente el derecho a la educación (incluidos los estudios universitarios) como importantes derechos democráticos, derechos que cada vez se echan más en falta en la mayoría de las “democracias” capitalistas porque se requiere de ciertas cantidades de dinero para afrontar una educación universitaria, o donde la financiación a su sistema de escuelas públicas fuera tan negligente que dejase a los niños más pobres fuera del acceso a la educación al mismo nivel que los más pudientes, los niños que gozaron y gozan de educación privada.

Hay muchos órganos de poder estatal en la RPDC, todos ellos elegidos democráticamente. La siguiente sección explicará qué son cada uno de ellos y cómo interactúan.

La Asamblea Popular Suprema

La Asamblea Popular Suprema (APS) es el más alto órgano del poder estatal en la República Popular Democrática de Corea, por encima de cargos como el de Presidente o Líder Supremo. Se compone de obreros y campesinos elegidos democráticamente, que representan en su mayoría al Partido del Trabajo de Corea, y que tiene el poder de elaborar nuevas leyes y revocar leyes antiguas, así como modificar la Constitución del país.

Las sesiones de la APS se celebran dos veces al año (las elecciones nacionales se celebran cada 5 años), pero pueden ser convocadas sesiones extraordinarias por el Presidium o a petición de al menos un tercio de sus miembros.

El Presidium de la Asamblea Popular Suprema

El Presidium de la APS es el equivalente a lo que era el Consejo Central de la URSS, siendo un consejo electo de políticos a tiempo completo que llevan a cabo las operaciones del día a día en el Estado. Mientras la APS no está celebrando una sesión, es el máximo órgano del poder estatal.

La APS elige a un Presidente, un Vicepresidente, así como a los secretarios y a los miembros generales. Este Presidium NO tiene la autoridad de enmendar la Constitución, o introducir leyes significativas – esto solamente puede ocurrir mediante el voto democrático en la APS, salvo en caso de invasión, e incluso de esa manera la prioridad sería intentar convocar un pleno de emergencia en la APS.

El principal papel del Presidium es llevar a término las decisiones acordadas en la APS, supervisar los diversos comités creados por la APS, y trabajar con la Asambleas Populares a nivel local junto al sistema judicial.

La Comisión de Defensa Nacional

Nombraremos brevemente a la Comisión de Defensa Nacional. De acuerdo a la naturaleza de la política “Songun” (lo militar es primero), es un importante órgano de la nación. La CDN está también elegida por la APS, y funciona de manera similar al Presidium.

El papel principal de la CDN es supervisar la expansión continua de las fuerzas armadas de la RPDC y su programa nuclear. Tiene la potestad de declarar el estado de guerra y movilizar a las unidades del Ejército Popular de Corea en caso de que fuera necesario.

El Gabinete

El principal papel del Gabinete es supervisar la economía planificada de la RPDC, en vistas de mantener el desarrollo sostenible y llevar a cabo el trabajo diplomático con otros Estados.

También es elegido por la APS, y subordinado a ésta, así como al Presidium cuando la propia APS delega el trabajo. Todos los órganos nacionales del poder estatal en la RPDC son elegidos, ya sea por el pueblo en sufragio directo o por medio de sus representantes en la Asamblea Popular Suprema.

El Gabinete puede adoptar medidas, pero no nuevas leyes o enmiendas constitucionales. El Premier del Gabinete es el representante oficial de la RPDC, cargo que está ocupado actualmente por el Camarada Pak Pong Ju.

La Asamblea Popular Local

La Asamblea Popular Local (APL) es el equivalente de la RPDC al modelo español de las comarcas, salvo que en el caso de las APL éstas poseen mucho más poder y facilidades para mejorar su jurisdicción que sus equivalentes españoles.

También son elegidos de la misma manera por la Asamblea Popular Suprema para un período de 5 años. Pueden adoptar medidas para llevar a cabo leyes, organizar planes para llevar a cabo las decisiones del Gabinete en lo relativo a la economía (la naturaleza de la RPDC como economía planificada significa que los órganos como las APL tienen mucho más poder sobre la economía local que en las economías de mercado), y elige o destituye jueces y otros miembros del sistema judicial.

El Comité Popular Local

El Comité Popular Local es el equivalente del Presidium para la APL, y es elegido por ésta.

El Sistema de Trabajo “Taean”

El Sistema de Trabajo “Taean” es el equivalente a los Soviets de Trabajadores de la URSS en los centros de trabajo, que son dirigidos por un Comité electo, que decide cómo implementar los decretos de la APS y del Gabinete marcados como objetivos económicos.

Estos comités deben estar compuestos por al menos un 60% de trabajadores, para evitar que el Consejo acabe dominado por elementos aburguesantes. El Comité del Partido en sí mismo elige a un Comité Ejecutivo, que toma el papel de la actividad diaria en el centro de trabajo, equivalente al Presidium y al Comité Popular Local.

El sistema sindical

Es importante hacer una breve mención al sistema sindical en la RPDC para entender de verdad la naturaleza democrática del país, donde se ejerce de manera real el poder popular. Al contrario que en las economías capitalistas, donde los sindicatos son vistos como impedimentos para las motivaciones codiciosas, los sindicatos están fuertemente apoyados en el Gobierno de la RPDC. Los sindicatos tienen el poder de convocar huelgas si lo consideran necesario, y miran por las necesidades de los gremios a los que representan, dentro del sistema colectivista que mira por que todos trabajen juntos.

Hay activo incluso un Sindicato de Niños y Niñas, al contrario que el horror de los Estados imperialistas que apenas permite la sindicalización de las personas adultas.

El sistema sindical promueve el fortalecimiento de la dictadura del proletariado, permitiendo al pueblo múltiples métodos democráticos para que se vean satisfechos sus deseos y sus necesidades.

Comentarios

Lo que podemos ver hasta ahora es que el sistema democrático de la RPDC es una realidad en cada nivel, y que incluso en medio de brutales sanciones imperialistas y una agresión constante contra el Estado, mantienen el poder popular a un nivel increíble y sorprendente.

Saliéndonos de la imagen habitual, de tintes racistas, que Occidente presenta de la RPDC como una “monarquía extraña” o una “dictadura dinástica”. los Kim son una parte muy importante de este sistema. El Camarada Kim Jong Un (líder del Partido del Trabajo de Corea) fue elegido, y si así lo deseara el pueblo, podría ser reemplazado.

Nos han dicho que es “imposible” para el pueblo coreano continuar con la misma persona como líder (tan acostumbrados que estamos en Occidente a líderes electos de pésima calidad porque “bueno, al menos no son tan malos como X”). La familia Kim está en una altísima estima para el pueblo de la RPDC, y por ello eligieron a Kim Jong Il para sustituir a Kim Il Sung y a Kim Jong Un para reemplazarle a él. Se nos ha alimentado el punto de vista del Camarada Kim Jong Un como un “monstruo desquiciado” que oprime felizmente al “pobre pueblo coreano, a quienes han lavado el cerebro” (la ironía de los liberales occidentales acusando de “lavado de cerebro” a toda persona que salga de sus dogmas enfermizos) pero simplemente no es verdad. Es puro racismo creer que el pueblo coreano sería feliz con un gobierno que les oprimiese de maneras terriblemente ignominiosas.

¿Si existiera un régimen como el que plantea la concepción occidental de la RPDC no sería derrocado en cuestión de días? La realidad es que este no es un régimen de esas características. Es lo que indica su propio nombre: una república popular democrática.